Voleibol

Entre los múltiples beneficios que la práctica del voleibol aporta al organismo destacamos:
  • Aumento y mejora de la forma física.
  • Mejora la coordinación y concentración.
  • Mejorar la rapidez, la habilidad y los reflejos.
  • Optimiza la oxigenación del cuerpo.
  • Conserva el tono muscular.
  • Favorece la integración y cooperación (trabajo en equipo).